Recomienda este blog en tu red social

jueves, 20 de octubre de 2011

Peter Gabriel: Música para adultos.




 
Era el verano del 2003 cuando visité a mi amigo Pedro Cervantes en su casa; al llegar, observé una especie de reunión solemne de él y otros amigos en torno al televisor, desde que me disponía a entrar a la residencia escuché a lo lejos el sonido de un bajo estridente, guitarras armoniosas, loops, sintetizadores y una batería que colocaba a su vez, ritmos sincopados y claros. Visualmente apareció un tipo calvo con una especie de barba de “candado”, vestido totalmente de negro y cantando dentro de una esfera transparente, gigantesca y luminosa que rebotaba al compás de la música; ¿ de quién se trataba ese personaje?, ni más ni menos que de Peter Gabriel.

Conocí por vez primera el trabajo de Gabriel, cuando siendo yo todavía un niño, mi padre me puso un cassete del álbum Foxtrot de Genesis, álbum que me mostró a una banda con complejidad musical y literaria que llevó a la creación de ese gran himno llamado: Supper´s Ready (considerada por muchos como uno de los grandes himnos del rock).
Pero fue hasta el 2003 cuando conocí  el trabajo como solista de Peter Gabriel (Growing Up) y comencé a buscar como loco los discos anteriores, el primero que encontré fue la banda sonora de la película The Last Temptation of Christ (dirigida por el maestro Martin Scorssese) en donde experimentaba con el Drum-Machine la combinación de elementos étnicos y del Rock; después descubrí, que en sus primeros discos como solista se rehusó a darle un titulo a dichos álbumes, por lo que optó por utilizar su propio nombre para nombrarlos.
El diseño del arte de sus discos fueron creados por los maestros de Hipgnosis ( un colectivo caracterizado por la creación de las portadas de los discos de Pink Floyd, Led Zeppelin, Genesis, entre otros.)  en donde se mostraba la cara de Gabriel tapada o parcialmente oscurecida por alguna forma, usualmente los álbums son diferenciados por el orden de salida (I, II, III, IV) o por sus portadas, como: Car (automóvil), Scracht (Rayón) , Melt (Derretido) y Mask (máscara).

La característica primordial de la obra de Peter Gabriel recae en su capacidad para reinventarse y superar la calidad de cada uno de sus discos, también vale la pena mencionar la enorme “ayuda” que recibe de sus músicos invitados, entre los que destacan: Tony Levin y David Rose.

En octubre de este mismo año salió a la venta su álbum más reciente titulado New Blood que es el acompañante perfecto a su anterior trabajo Scratch My Back del año pasado, si en aquel disco escogía temas ajenos a los que aplicaba unos arreglos orquestales desprovistos de toda parafernalia rock (Sin baterías, sin guitarras) en esta ocasión vuelve la mirada a su propio pasado y aplica la misma medicina a varios temas de su carrera en solitario.

Peter Gabriel será recordado no sólo por su música, sino por esa enorme capacidad de sorprender a quienes lo escuchamos a diario y eso, queridos lectores, es de agradecerse siempre. 



 Descarga de Discografía


Password: 1234 

New Blood (2011)
Disc 1

1. The Rythm Of The Heat 5:41
2. Downside Up 3:52
3. San Jacinto 6:58
4. Intruder 5:07
5. Wallflower 6:25
6. In Your Eyes 7:13
7. Mercy Street 5:59
8. Red Rain 5:16
9. Darkness 6:10
10. Don't Give Up 6:40
11. Digging In The Dirt 4:57
12. The Nest That Sailed The Sky 3:54
13. A Quiet Moment 4:48
14. Solsbury Hill 4:35

Disc 2

1. The Rythm Of The Heat (Instrumental) 5:41
2. Downside Up (Instrumental) 3:52
3. San Jacinto (Instrumental) 7:12
4. Intruder (Instrumental) 5:06
5. Wallflower (Instrumental) 6:24
6. In Your Eyes (Instrumental) 7:13
7. Mercy Street (Instrumental) 6:00
8. Red Rain (Instrumental) 5:16
9. Darkness (Instrumental) 6:10
10. Don't Give Up (Instrumental) 6:40
11. Digging In The Dirt (Instrumental) 4:58
12. The Nest That Sailed The Sky (Instrumental) 3:54
13. Blood Of Eden (Bonus Track) 6:05


Descarga del álbum

miércoles, 12 de octubre de 2011

Frank Zappa: “El más grande grano en la limpia piel americana”








Zappa es un personaje con una obra tan interesante y tan amplia que no es necesario esperar a una efeméride (cumpleaños o fallecimiento) como para escribir acerca de él, o para ponerse a escucharlo.

Más allá de la música, su influencia es grande y poderosa, ya que él fue en vida un personaje trasgresor, provocador y letalmente inteligente, que no dudó en ironizar y poner en entredicho las abundantes contradicciones y absurdos de la sociedad contemporánea. Alguna vez se le calificó como “el más grande grano en la limpia piel americana”, y estaba feliz de serlo. Por ejemplo, en la década de los ochenta, se le pudo ver asumiendo la defensa de la libertad de expresión, cuando se planteó, a nivel del Congreso norteamericano, el tema de censurar las letras de los discos de rock. Frank Zappa asumió la vocería de los rockeros en las sesiones donde se analizó el tema, y descargó su implacable sátira sobre los represores. Incluso, más adelante, utilizó grabaciones de dichos debates en algunos de sus discos.

Musicalmente, Zappa siempre quiso estar “en algún lugar” entre lo popular y la llamada música docta. De tal manera, aceptaba influencias que iban desde el blues y el R&B, hasta compositores de la talla de Varese, Stravinski y Boulez. Con éste último incluso grabó un disco (The Perfect Stranger). Trabajó intensamente por elevar el nivel de la ejecución propia y de sus músicos, exigiendo lo mejor de cada uno y privilegiando a aquellos de mejor desempeño profesional y técnico, siempre con una tremenda dosis de sentido del humor.

Evidentemente, en este apretado resumen se quedan afuera muchos y muy importantes aspectos de su obra. Es que es muy difícil poder en poco espacio dar cuenta del total de su producción. Van, entonces, las disculpas.

Ahora bien, si la idea es lograr que Zappa se les aparezca a todos, recomiendo que sea en audífonos o parlantes. Es difícil decidirse por un disco en especial para oír. Son más de cincuenta, y hay tal variedad que sería complicado decir “este es el definitivo”. Quizás un buen intento es con el disco en vivo The Best Band You Never Heard In Your Life, de abril de 1991 donde hay un poco de todo lo mencionado antes: mucha música, humor y acidez crítica. Especialmente notable es la versión ska de Stairway To Heaven, con el solo final de guitarra ejecutado con precisión matemática por la sección de vientos. Allí se le aparece a uno Frank Zappa en pleno, de pie, muy iluminado por los focos, muriendo de la risa mientras el público grita y aplaude a rabiar, pidiendo otra, otra más.



 Descarga de Discografía

Descarga

















Descarga


Descarga




Descarga


Descarga


Descarga

Descarga

Descarga

Descarga parte 1
Descarga Parte 2





Descarga

Descarga

Descarga

Descarga

Descarga