Recomienda este blog en tu red social

martes, 27 de septiembre de 2011

Santa Sabina




Iniciaba la década de los noventa y en méxico la escena del rock nacional comenzaba a asentarse luego de haber terminado los ochenta en pleno apogeo, resurgiendo a punta de esfuerzos individuales, recuperación de tradiciones y talento desperdigado. Este boom produjo una camada de bandas que, dos décadas después, siguen ocupando un lugar preponderante en el candelero musical mexicano.

Santa Sabina se formó como las viejas bandas de rock lo hacían: los cuatro miembros se conocieron mientras estudiaban en la universidad. Rita llegaba de Guadalajara para formarse como actriz, mientras Poncho, Pablo y Jacobo ya tocaban en una banda de jazz a la que nombraron Los Psicotrópicos. Sus caminos se juntaron cuando los cuatro trabajaron juntos en la obra “Amerika”, basada en el libro de Franz Kafka. Más adelante, con las ganas de formar un proyecto que fuera exclusivamente de ellos, nace Santa Sabina, una banda que en el nombre homenajea a María Sabina, famosa curandera de Oaxaca. Así como para María Sabina los hongos eran algo sagrado, lo mismo era para Santa Sabina componer buena música.

Pocas son las bandas que hacen honor a su nombre, y Santa Sabina es uno de esos casos. Tal vez fue coincidencia, tal vez no, o tal vez el espíritu de María Sabina se quedó resguardando a la agrupación mexicana muchos años. La música de Santa Sabina se caracteriza por unir varios elementos como ritmos jazzísticos y urbanos, letras fantásticas y presentaciones muy histriónicas para lograr un concepto cuyo misticismo, siempre fue la cara principal. La poderosa voz de Rita atrapó a millones de oídos jóvenes que quedaron impactados por las tonalidades casi operísticas que incorporaba al rock.

Y así la música de Santa Sabina llegó a miles de oídos y a varias generaciones de jóvenes que buscaban música con sustancia. Incansables en el estudio y en los escenarios, la música de Santa Sabina sufrió un alto total y demasiado en seco cuando Rita Guerrero falleció el 11 de marzo de este año a causa del cáncer. En el festival Vive Latino que se llevó a cabo en abril, varios músicos que conocieron y admiraban a Rita le rindieron tributos a ella y, por consecuencia a Santa Sabina. Dejando al público en claro que ésta fue una de las pérdidas más grandes que el rock nacional ha experimentado.



Descarga de discografía.