Recomienda este blog en tu red social

sábado, 27 de agosto de 2011

Tony Levin: El hombre del Stick

En su vida y en todo lo que hace, Tony es siempre reconocido por su entrega y la calidad musical que siempre nos regala, ya sea como inventor, artista, fotógrafo, consumado músico y escritor, todo lo que toca parece resultar levemente superior. Inclusive su página web es un emprendimiento épico que te proveerá horas de sorpresa, sonrisas y conocimientos. Nada de esto proviene de ninguna necesidad de presumir; simplemente es una manifestación de su irrefrenable atención a los detalles.
Para el oyente, una de las puertas más directas hacia la naturaleza del músico, la clase de bajista que es Tony, bien podría ser King Crimson o Peter Gabriel. Lo que no significa que Tony se encuentre limitado a un determinado estilo o formato de música., Tony Levin es mucho más que eso. Se trata del mejor bajista de la historia de la música moderna sin discusión. En sus más de 50 años se recogen miles de trabajos discográficos como colaborador que no cabrían ni resumidos en cinco páginas como ésta.
En sus inicios, Levin formó parte de la Filarmónica de Rochester, y pronto dejó el panorama clásico para penetrar en el del género rock y del jazz, trasladándose a Nueva York en 1970 (con 24 años). Allí entró en la banda Aha!, el grupo de Don Preston. Pero su camino no era el de permanecer en una sola banda de rock. Su carrera derivó al trabajo del músico de sesión, colaborando con Lou Reed, John Lennon o Paul Simon entre otros. Pero el renombre llegó con la presencia en el proyecto en solitario de Peter Gabriel, cuyo debut fue en 1977, y uniéndose a él en sus giras mundiales.


Durante este tiempo perfiló su técnica hasta la perfección con el Chapman Stick, una especie de bajo que consta tan solo de un mástil con doce trastes que no se toca punteando las cuerdas sino con la técnica del tapping, es decir, golpeándolas. Este instrumento permitía tocar notas con ambas manos al no tener que punzar cuerdas con una y marcar las notas con la otra. El resultado era la existencias de arreglos múltiples y polifónicos que Levin llevó a la perfección, convirtiéndose en la imagen promocional del instrumento y de su fabricante.
En 1979 Levin contacta con Robert Fripp, a quien había conocido en las giras y en las grabaciones de los primeros trabajos de Peter Gabriel. Fripp sentía admiración por el bajista y le invitó a formar parte de su proyecto en solitario. De ahí surgió el álbum Exposure y su relación les condujo a trabajar juntos en la segunda época de King Crimson en 1981, que aunque se desquebrajó en 1984, luego regresó diez años después.
Mientras grababa con Gabriel el disco So en 1986, Levin desarrolló su propia creación y por tanto su contribución a la historia de la música: se trata de la técnica Funky Fingers, que se basaba en el golpeo de las cuerdas del bajo con unas palillas colocadas en los dedos, las cuales eran vendidas por su propio sello, Papa Bear Records, tras ser patentadas.
Tras la ruptura de King Crimson en 1984, Levin intervino en el disco debut de Robbie Robertson (homónimo, y de 1987), trabajó con Laurie Anderson en el 89 y apareció en el disco Union (1991) de los míticos Yes. En 1994 regresó oficialmente a la renacida King Crimson y no fue hasta 1996 que Levin se aventuró a dar rienda suelta a sus propias composiciones y se lanzó a una carrera en solitario, la cual, se ha limitado a la edición de discos sin dejar de colaborar con otras formaciones. Su excelente disco de debut fue World Diary, un trabajo respaldado por el sello Discipline de Fripp. El álbum From the Caves of the Iron Mountain, en el que le ayudaron el flautista Steve Gorn y el batería Jerry Marotta, apareció un año después. Y en 1998 formó junto a su ex compañero de King Crimson, el mítico batería Bill Bruford, la banda de jazz-rock Bruford Levin Upper ExtremitiesB.L.U.E.), también con la presencia del guitarrista David Torn y el trompetista Chris Botti. (
Su compromiso con King Crimson terminó oficialmente y no intervino en su álbum de 2000, aunque sigue en contacto con Fripp para sus proyectos ProjecKts y para otras formaciones nacidas bajo la égida del sello frippiano tales como The California Guitar Trio. También en el 2000 apareció un disco en solitario bajo el también sello de Levin, Narada, cuyo nombre responde a Waters of Eden.

En 2005 anunció su regreso a King Crimson y en 2006 volvió a sacar nuevo disco: Resonator (Narada, 2006) y Stick Man (2007), con la Tony Levin Band, algo distinto a lo que nos tenía acostumbrados en su carrera en solitario.



Discografía.

World Diary Papa Bear 1995
 Descarga World Diary Papa Bear 1995 

Waters of Eden Narada 2000 
Descarga Waters of Eden Narada 2000 

Pieces of the Sun Narada 2001
 Descarga Pieces of the Sun Narada 2001      Double Espresso Narada/Papa Bear 2002 
 Descarga Double Espresso Narada/Papa Bear 2002 parte 1  Descarga Double Espresso Narada/Papa Bear 2002 parte 2   Resonator Narada 2006 
Descarga Resonator Narada 2006   Stick Man Lazy Bones Recordings 2007
  

Descargar Stick Man Lazy Bones Recordings 2007
Discografía con Colaboraciones:    Black Light Syndrome Magna Carta 1997 

Descarga Black Light Syndrome Magna Carta 1997   Situation Dangerous Magna Carta 2000
 Descarga Situation Dangerous Magna Carta 2000 

From the Caves of the Iron Mountain Papa Bear 1997
 
Descarga From the Caves of the Iron Mountain Papa Bear 1997
  Liquid Tension Experiment Magna Carta 1998
Descarga Liquid Tension Experiment Magna Carta 1998  Liquid Tension Experiment 2 Magna Carta 2000
 Descarga Liquid Tension Experiment 2 Magna Carta 2000  Spontaneous Combustion Magna Carta 2007
 Descarga Spontaneous Combustion Magna Carta 2007
 

martes, 16 de agosto de 2011

Watch TV and The Primetimes: Electro/Funk/Jazz llegado de España.



Atrás de Watch TV, se esconde la figura de Rubén García, un músico que a lo largo del tiempo ha demostrador ser una de las escasas cabezas pensantes que hay en la escena de la música Electro/Funk/Jazz en España.
Este disco que presentamos es el primero del nuevo proyecto encabezado por este DJ, productor y mezclador madrileño. En él juega con su tendencia a confundir diversos estilos musicales dentro de sus canciones y presenta un álbum más rudo y escorado al funkydiscosoul mas sudoroso, sin dejar de lado lo exótico.
No hay que perderse la magnífica versión de “El Hombre y La Tierra” de Antón García Abril, que da la justa y alta medida de lo que pueden hacer Watch TV y su banda. Uno de los mejores disco (¿el mejor?) que se ha editado en su estilo por parte de un músico español.



1. Want it your way (feat. Gecko Turner)
2. Death sells
3. Discolexia
4. Blue groove
5. Voodoo royale (feat. El Gran Lapofsky)
6. Wagadooga shake
7. Extra!
8. Maybe (feat. Agustina Covián)
9. The manual (feat. Eddie Lovana)
10. Witchcraft
11. El hombre y la tierra
12. Edison

domingo, 7 de agosto de 2011

Antony Hegarty (Antony and The Johnson): La dualidad del ser.

La profunda y temblorosa voz de Antony Hegarty, afinada en algún lugar indefinido entre la voz de un hombre blanco y la voz de una mujer negra. Su música sensible y dramática no ha dejado de evocar delicadamente mundos caídos en desgracia donde no puede ser más evidente la necesidad de redención. En "Hope there-s someone" Antony se enfrenta al miedo a la muerte cantando una impresionante confesión: "Hay un espíritu en el horizonte / Y cuando me voy a la cama / ¿Cómo podré dormir por la noche? / ¿Cómo podrá descansar mi cabeza? / No quiero ser a quien abandonen allí, dejado allí / Espero que haya alguien que cuide de mi / cuando muera, cuando me vaya". Antony  vive en una constante dualidad expresada de muy diferentes formas: el capitalismo y la justicia social, el masculino y el femenino, Europa y América, el bien y el mal, la decadencia y la elevación, la alegría y el desamparo se cruzan constantemente en sus canciones y entrevistas. En su desesperada búsqueda de una identidad Antony puede ser alternativamente un chico o un pájaro pero nunca una persona completa; soñar con ser un ángel pero -como canta su disco debut- descubrir a Hitler en su corazón.  

La música de Antony también siempre en una constante; la dualidad del ser. Un hombre enfrentado a sus miedos más inhóspitos, un hombre enfrentando su parte femenina. Su sensibilidad está siempre en manifiesto, acompañando a sus letras la delicadeza del piano y la suave melodía de la guitarra. La batería está ahí, sórdida, sufrida también y si a eso le agregas las cuerdas de violín o del chelo el resultado es sensacional.  

 

Descarga de discografía:


  Antony & The Johnsons - Antony & The Johnsons (1998)  

I'm a bird now - Antony & The Johnosons (2005) 
  The Crying Light - Antony & The Johnsons (2009)

Swanlights - Antony & The Johnsons (2010)